Buscador:

29 ene. 2011

España y otros tres países pescan el 35% de tiburones

Cada año, los pescadores de todo el mundo acaban con más de 70 millones de tiburones, principalmente para arrancarles sus aletas y enviarlas a países asiáticos para elaborar sopa. El 30% de todas las especies de tiburón están amenazadas de extinción o a punto de encender las luces rojas. En 1999, la ONU lanzó un plan de rescate internacional para salvar a estas especies, diezmadas por la sobrepesca. En 2001, los estados pesqueros debían tener listos planes de acción nacionales. Una década después, sólo 13 de los 20 países responsables del 80% de las capturas mundiales han hecho sus deberes, según denunciaron ayer en un informe WWF, Pew Environment Group y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
"El destino de los tiburones está en las manos de 20 países, muchos de los cuales han fracasado a la hora de demostrar qué están haciendo para salvar a estas especies en peligro, si es que están haciendo algo", aseguró ayer Glenn Sant, uno de los autores del estudio. España es el tercer país del mundo en toneladas de tiburón capturadas, tras Indonesia e India. Los buques españoles son responsables del 7,3% de los tiburones arrancados del mar. Estos tres países, junto a Taiwán, suman el 35% de los ejemplares atrapados cada año.

Aletas amputadas

España, según subrayan fuentes del Ministerio de Medio Ambiente, fue "pionera en la conservación de los tiburones", al prohibir desde el 1 de enero de 2010 la captura de tiburones zorro y martillo a la flota nacional. La patronal Cepesca aplaudió la decisión.
La UE adoptó su plan de acción en 2009 y los buques españoles se rigen por él. Sin embargo, hay "vacíos legales", según critica la bióloga Sandrine Polti, del Pew Environment Group. En la UE está prohibido el aleteo, una práctica que consiste en amputar las aletas de los tiburones y tirar el resto del cuerpo por la borda de vuelta al mar. Los mercados asiáticos llegan a pagar hasta 500 euros por cada kilogramo de aleta seca, según la coalición Shark Alliance.
Pese a la prohibición, asegura Polti, los países europeos pueden conceder permisos especiales a los pescadores para que procesen los tiburones a bordo, "lo que permite que descarguen las aletas en un puerto y los cuerpos en otro, pero facilita que se practique el aleteo". Según la bióloga, sólo España y Portugal otorgan estas licencias.
El Ministerio de Medio Ambiente prevé tener listo el nuevo Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en marzo. "El actual no incluye ninguna especie de tiburones ni de rayas, no hay ninguna especie estrictamente protegida", critica Polti. Las organizaciones conservacionistas piden al Gobierno que incluya especies como el tiburón blanco, los angelotes o el tiburón peregrino. Además, piden que haya cuotas para la pesca de tintoreras y marrajos dientusos, ahora capturados sin límite porque no se consideran amenazados. España es responsable del 95% de las exportaciones de aleta de la Unión Europea gracias a estas dos especies.

Publico

No hay comentarios: