Buscador:

3 sept. 2010

Brasil se alía a petroquímica para producir plástico verde

Pueblo en Linea

El gobierno brasileño se alió a la mayor petroquímica latinoamericana para desarrollar un plástico "verde" con fuentes renovables que sea sustentable y económicamente más competitivo que los similares ya existentes.

Esa meta fue el objetivo de un acuerdo suscrito hoy por el estatal Laboratorio Nacional de Biociencias (LNBio), una institución vinculada al Ministerio de Ciencia y Tecnología, y la petroquímica brasileña Braskem.

Braskem, mayor productora de resinas de toda América y con 29 plantas en Brasil y Estados Unidos, ya desarrolló un plástico con etanol de caña de azúcar pero su producto no es tan competitivo económicamente como el derivado de petróleo.

La asociación prevé la instalación de un laboratorio de Braskem en la sede del LNBio en la ciudad de Campinas en el que investigadores de las dos partes trabajarán en el desarrollo de un plástico procedente de fuentes renovables.

"La asociación marca el inicio de una nueva etapa en la evolución de la ciencia y la tecnología en el país", conmemoró el ministro brasileño de Ciencia y Tecnología, Sergio Rezende, que participó en la ceremonia de firma del convenio.

Los 40 investigadores de Braskem, con experiencia en la producción de plásticos verdes, podrá utilizar los avanzados equipos del LNBio.

"La cooperación se realizará mediante consultorías y las dos partes compartirán la propiedad intelectual sobre las tecnologías y productos desarrollados", aseguró el director del LNBio, Kleber Franchini.

"La asociación que comenzamos hoy, con énfasis en polímeros verdes, con seguridad es el primer paso rumbo a un objetivo más audaz, a mediano plazo, que nos es común a todos: desarrollar una plataforma de innovación basada en la química a partir de materias primas renovables", afirmó el presidente de Braskem, Bernardo Gradin.

El ejecutivo aseguró que, desde que adquirió Quattor y parte de la estadounidense Sunoco Chemicals, la empresa está empeñada en convertirse en un desarrollador de tecnologías en áreas estratégicas.

Braskem, que ya tiene convenios de cooperación con la Universidad de Campinas (Unicamp) para desarrollar investigaciones en polímeros, prevé para este año la inauguración de la primera fábrica en el mundo de etano verde a escala industrial.

No hay comentarios: